Consejos de Marketing: No Corro, No Grito, No Empujo

Coincidentemente, mis consejos principales para cualquiera que entra en el mundo de la publicidad, tienen que ver mucho con los consejos en caso de incendio o sismo.

Entre las primeras recomendaciones en caso de algún incendio o sismo, los expertos te dirán que ‘No corras, no grites y no empujes”. Esto te ayudará a permanecer calmado y manejar mejor la situación. La noticia es que estos consejos también te ayudaran a mejorar tus campañas publicitarias.

NO CORRO…

A veces podemos pensar que un comercial de 30 segundos o una cartelera es demasiado poco para transmitir la información necesaria. Eso es una fracción de creatividad y otra de planeación. Primero hay que saber que comunicaremos, y después como lo comunicaremos.

Nunca intentes cerrar la venta en un anuncio publicitario, recuerda que este no es el objetivo de la publicidad. Tienes que generar curiosidad, informar solamente lo realmente importante, no todo pequeño detalle que compone tu producto. Tomate tu tiempo, piensa. Muchas veces, más es menos.

NO GRITO…

¿Han notado que los comerciales donde gritan son realmente molestos? Según el modelo AIDA, lo primero que tenemos que hacer es llamar la atención del público. Fue la primera lección en mis clases de Publicidad. Sin embargo, también hay que saber que no se deben utilizar trucos baratos para hacerlo, pues siempre es contraproducente.

¿A qué me refiero con trucos baratos? Básicamente, los que todos conocemos y ahora son tan comunes: personas gritando, música ruidosa, colores fuertes, palabras no apropiadas, ataques a la competencia, apelar demasiado a la belleza o al sexo, etc. Incluso la comedia, aunque es un buen recurso publicitario, debe ser utilizada con cautela para no caer en el error.

Quiero que mi cliente potencial recuerde mi marca o producto, no solamente lo gracioso que fue el comercial, o la “musiquita de fondo”.

NO EMPUJO…

¿A quién le gusta que los demás decidan por uno? La decisión de compra la va a tomar el cliente, solo. Esa es una lección que parece muchos publicistas olvidan. El trabajo del publicista es llamar la atención del cliente potencial, hacerle saber que nos encontramos disponibles para cuando nos necesite y que indudablemente somos la mejor opción. Lo demostramos con hechos y razones, no simplemente gritándole ‘¡COMPRA, COMPRA, COMPRA!’.

La inercia es un buen amigo del publicista, pero hay que ser realistas. Al formar la planeación publicitaria, hay que tomar en cuenta los tiempos y saber cuánto pasará entre el deseo y la acción. En el juego de la mercadotecnia y la publicidad, hay que recordar: ‘El que se desespera, pierde’.

UN CONSEJO FINAL

Puede que aprendamos grandes conceptos de la mercadotecnia y la publicidad, pero siempre hay que tener en cuenta que si no tomamos en cuenta lo básico, si lo olvidamos, no saldremos de conceptos mediocres.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s