Química y Timing: Claves del Éxito en Marketing

Los conceptos que le dan vida al marketing son tan amplios y paralelos a la vida diaria que los puedes encontrar en cualquier momento. En particular, existe uno que me encanta y que rescato de algo tan mundano como una serie de televisión norteamericana que seguro conoces: How I Met Your Mother.

La serie sin duda creó historia en la televisión, dejando muchas lecciones a la cultura popular de nuestros días e incluso nombrando muchas de las reglas sociales que conocemos de la vida actual. Pero esas enseñanzas no se quedan ahí, sino que también ayudan a la expansión de nuestro conocimiento sobre los negocios y la mercadotecnia. En específico, existe una que me ha marcado y que incluso me gusta incluir en mis clases relacionadas con la materia: Química y Timing.

En el primer capítulo de la séptima temporada, Robín (Cobie Smulders) le explica a Ted (Josh Radnor) que se necesita para conseguir la pareja perfecta: tener química y llegar en el momento adecuado (Timing). Una lección que sin duda parecerá totalmente acertada en el mundo del romance, pero que también tiene su repercusión en el mundo empresarial. Un buen producto en conjunto con una buena promoción pueden generar química entre nuestra marca y el cliente, pero si no estamos en el momento justo para ellos, esto no sirve de nada. Es común que nos maravillemos de empresas como Coca Cola, poniéndolas de ejemplo cuando hablamos de marketing y fijándonos especialmente en sus atributos de promoción: el comercial, el cártel o la imagen del envase; pero nunca hablamos suficiente de sus estrategias de distribución: crear el producto, hacer que la gente lo desee y estar ahí cuando lo necesitan. En México al menos, no hay tienda decente que no ofrezca su producto, y en los restaurantes mantiene un porcentaje de presencia mayor a la competencia. Las carreteras más recónditas del país solamente ven pasar automóviles del gobierno y  camiones de Coca Cola, Bimbo y Sabritas. Además, han fortalecido su presencia a través de las cadenas de tiendas creadas por el mismo dueño. Otras compañías exitosas como Apple tal vez no se encuentre en todas partes, pero está donde se necesita y, sobre todo, en los lugares que realzan su valor, utilizando una estrategia que tal vez se podría resumir por ese viejo slogan de los comerciales: ‘encuéntralo en tiendas de prestigio’.

En mercadotecnia, por miedo o pereza, muchas veces se esconde de la plática el tema del ‘Timing’ y la distribución. Tal vez por la misma razón que tan elocuentemente relata Robín en la serie: “Timing’s a Bitch’. Es difícil crear una buena red de distribución que ponga en el mapa nuestro producto, pero sin duda es una de las tareas más importantes para cualquier mercadólogo que tenga en mente el retorno de inversión y el crecimiento de la empresa.

Es fácil perder el camino en los miles de conceptos que inundan el mundo del marketing actual, pero es importante recordar que el camino es simple si lo pensamos de la manera correcta. Así, lo que realmente necesita nuestra empresa para tener éxito en el mercado son dos cosas básicas: Química y Timing.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s