Las Horas que usted quiera, Sr. Presidente

“¿Qué horas son?”, decía el mandatario a unos de sus subordinados. “Las que usted quiera, Sr. Presidente”, contestaba con gran determinación.  Cuando leí este microcuento hace mucho tiempo, me parecía un ejemplo claro del poder que se obtenía a través de la autoridad (y la imposición, claro); aunque, ahora, me parece todo lo contrario.

La Evaluación Educativa como Modelo de Investigación

“Elemental, Mi Querido Watson”. Probablemente es la frase más famosa de aquel detective habitante del 221B Baker Street: Sherlock Holmes; muy a pesar, claro, de que esta frase nunca aparece en los libros escritos por Sir Arthur Conan Doyle –realmente fue ‘vil’ creación de Hollywood. Este singular personaje ahora tan real en el imaginario colectivo […]